Vicenta Maturana, novelista

Vicenta Maturana

Vicenta Maturana, novelista. Teodoro o el huérfano agradecido y Sofía y Enrique

25,00

Edición crítica e introducción Ana Rueda

Hay existencias

Vicenta Maturana, novelista. Teodoro o el huérfano agradecido y Sofía y Enrique

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Descripción

La escritora Vicenta Maturana (Cádiz, 1793-Alcalá de Henares, 1859), si bien gozó de cierto prestigio en vida, especialmente como poeta, cayó en el olvido. Esta edición crítica de Ana Rueda reconstruye la azarosa vida de Maturana, camarista de la Reina María Josefa Amalia de Sajonia, tercera cónyuge de Fernando VII, y que por la militancia carlista de su padre, esposo e hijo se vio obligada a exiliarse a Portugal y más tarde a Francia. La obra de Maturana, que reclama una mayor instrucción para la mujer desde sus prólogos y en el trazo firme de algunos de sus personajes femeninos, quizá no basten para granjearle un lugar dentro del feminismo decimonónico, aunque su conciencia de la problemática de la mujer es notable para la época.
Junto al perfil biográfico y literario de Maturana, esta edición rescata su novelística, que todavía yace en la oscuridad. Teodoro o el huérfano agradecido (1825) y Sofía y Enrique (1829), accesibles en la Biblioteca Nacional de Francia (BnF) y en versión digitalizada por Google.com/books, respectivamente, estaban a la espera de esta edición moderna que, además de actualizarlas, las contextualiza y valora críticamente. Como novelas de la sensibilidad cuya temática gira en torno al amor y al matrimonio, se hallan ancladas en valores morales de la centuria anterior que, no obstante, transitan al romanticismo. Interesa de modo notable la crítica a una sensibilidad excesiva y la incipiente crisis interna del ser romántico; el tema de la orfandad y la necesidad de reformar la familia; la condición de la mujer y de la viuda en particular; la dialéctica campo-ciudad; la atención a una naturaleza específica y al costumbrismo; la criminalidad en España; las injusticias, el presidio y las expatriaciones—temas que se abordan en la sección introductoria. Las novelas acusan la inestabilidad política y social que vive la sociedad española en suelo propio (Teodoro o el huérfano agradecido) y las turbulencias revolucionarias en los virreinatos de América (Sofía y Enrique) que abren el camino a la novela de tema americano que, a raíz de los movimientos independentistas, se cultivará en la península a lo largo del siglo XIX.